Modelos de tendederos de ropa diseñados para su instalación y funcionamiento en espacios interiores, cerrados o semicerrados, con el inconveniente de una ventilación reducida y el consiguiente menor rendimiento en el secado de prendas; aunque con la ventaja de su máxima independencia con respecto a condiciones climatológicas o exigencias reglamentarias en cuanto a permisos o limitaciones a la instalación.

Los tendederos interiores están indicados para su instalación y uso en:

Cuartos de Ropa. Donde deben compartir espacio con toda la gama de utensilios y elementos del hogar destinados al cuidado y limpieza de prendas (lavadora, plancha, armarios roperos, etc.).

Cuartos de Baño. Que suelen ser utilizados para la instalación de tendederos plegables y en disposición de ofrecer un interesante funcionamiento práctico a cambio de una escasa exigencia en cuanto a espacio disponible.

Garajes y Grandes Trasteros. Allá donde se encuentren disponibles por razón de la naturaleza de inmuebles como casas de campo o residencias particulares unifamiliares, como alternativa idónea para evitar comprometer otros espacios habitables.

Balcones y Terrazas Particulares. Que presentan una óptima combinación entre el carácter el privado del emplazamiento, a fin de evitar limitaciones y prohibiciones comunitarias y/o municipales; y las excelentes condiciones de ventilación existentes en estos elementos situados en fachadas exteriores.